Cancunénses

El Club de los Años Dorados de Cancún cumplió 24 años ¿lo conoces?

El domingo pasado, tuvimos la gran dicha (y lo decimos de esa forma porque lo fue) de asistir al festejo del XXIV Aniversario del Club de los Años Dorados de Cancún. Es seguro que tengas preguntas como ¿Y eso qué es? ¿De qué se trata? ¿Dónde se lleva a cabo? Bueno, si te quedas hasta el final del post, te apuesto que quedarás conmovido, así como estamos nosotros.

Club de los años dorados de Cancún

El Club de los Años Dorados de Cancún es una Asociación Civil  que invita a nuestros abuelitos  (de 60 años en adelante) a formar parte de una bella comunidad que ofrece actividades de recreación en pro del bienestar físico y mental, como por ejemplo, Yoga, Tai Chi, aerobics, entre otros; también ofrecen un transporte especial que los lleva hasta la esquina de su casa, algo que proporciona seguridad y tranquilidad de no tener que esperar el autobús público o un taxi.

Club de los Años Dorados de CancúnLes platicamos: esta iniciativa nace a raíz de la clara falta de programas enfocados a nuestros adultos de la tercera edad.  Además, el club no hace distinción de credo, raza, estatus social ni político, es decir, todos los que quieran inscribirse son bienvenidos.   Naturalmente, se deberá de pagar una inscripción y una mensualidad muy módica, pues no  tienen propiamente un soporte económico del  gobierno, sino a través de organizaciones altruistas, personas físicas o morales y, como comenté, directamente de sus benefactores.

Ahora sí, como ya saben quiénes son nuestros amigos  del Club de los Años Dorados de Cancún, entonces les seguimos contando que recibimos la invitación de asistir a su XXIV Aniversario.   El lugar del evento estuvo adornado de una forma muy bonita y con estilo mexicano, podíamos ver claramente  el esfuerzo de todos reflejado en cada aspecto del lugar, por más pequeño que éste fuera. Durante la hora y media que duró el evento, todos los miembros del Club montaron un show  que fue simplemente hermoso y único.  No podíamos creer lo bien que todos actuaron (parecían todo unos profesionalesJ), se veían tan contentos y entusiasmados de mostrarnos todo lo que habían preparado; no hicimos nada más que admirarlos.   Insistimos, fue mágico.

Para que tengan una idea, algo que realmente nos sorprendió fue cuando salió a escena la primera socia del Club  (quien ha estado durante los 24 años de  existencia y quién actualmente tiene más de 90), ella y su hijo realizaron un baile  muy bello y conmovedor.  Podías ver en sus ojos lo contentos  que se veían ambos en el escenario.

Club de los años dorados de cancún

También,  hicieron una obra de teatro muy divertida y cómica, que era una simulación de un vuelo llena de sarcasmo de buen gusto ¡Tenían que ver sus caras, eran geniales y divertidas!  La obra de teatro tuvo un gran sentido del humor (me acuerdo y sigo riendo, ja ja )

Cada participante, cada baile, cada canto y cada aspecto del evento fueron realmente sorprendentes y agradables.  Nuestros amigos del Club de los Años Dorados de Cancún merecen todo nuestro respeto y admiración pues fue a base de dedicación y trabajo en equipo que sacaron este evento adelante (durante el show vendieron tortas y artesanías para obtener los recursos)

Apoyemos a difundir esta publicación, es hora de que Cancún sepa la existencia de este Club.  Nuestros adultos de la tercera edad merecen una vida digna y llena de alegrías como esta.   Si deseas contactarlos directamente, te dejamos todos sus datos:

Teléfono: 8-884-94-96

Puedes visitar su página para mayor información.

Aquí les dejamos la galería completa de las fotos que tomamos. Esperamos les guste tanto como a nosotros.

[slideshow_deploy id=’1009′]

 

►SUSCRÍBETE◄
Únete a nuestros boletines mensuales y disfruta de contenidos exclusivos. Nuestra temática es muy amplia: hablamos sobre negocios, recomendaciones, opiniones y otros contenidos de calidad para los cancunénses. Jamás verás temas sobre política ni religión.
También odiamos el spam. Ten por seguro que jamás compartiremos tu e-mail con terceros.