Cancunénses

Huracán Wilma: una de las sacudidas más grandes que vivió Quintana Roo 1/3

wilma1

Han pasado ya más de 10 años desde que el huracán Wilma pasara por Cozumel, Playa del Carmen, Cancún e Isla Mujeres, dejando una huella de destrucción a su paso así como sobre la Península de Florida en su trayecto hacia el noroeste.

Definitivamente esto es algo que nunca se irá de nuestras memorias.

Wilma fue el ciclón número 20 de la agitada temporada de 2005 y el doceavo en alcanzar la fuerza de huracán. Fue el primer huracán de la historia en recibir un nombre comenzando con la letra W y después de él, por primera y única vez en la historial del Océano Atlántico, se utilizaron las seis primeras letras del alfabeto griego para designar a los últimos ciclones de esa temporada.

Wilma

Wilma es uno de los ciclones más raros que se han formado en el Caribe desde que se tiene registro de ellos.

Se formó el 14 de octubre de 2005 al sur de la isla de Jamaica y al día siguiente ya era una depresión tropical que se empezó a mover de forma errática y muy lentamente hacia el oeste y el sur, llegando casi frente a las costas de Belice.

 

De pronto, el día 18 de octubre,  Wilma cambió su trayectoria y empezó a moverse hacia el noroeste y cobró de la nada una fuerza impresionante.

Como nunca antes había pasado, en apenas unas horas pasó de ser una tormenta tropical hasta convertirse en un huracán categoría 5, los más poderosos según la clasificación Saffir-Simpson, que es la usada internacionalmente para medir estos fenómenos.

Durante todo el día 20 de octubre Wilma se mantuvo como un huracán de categoría 5 y a las 21:45 horas del día 21 tocó finalmente tierra en la isla de Cozumel, donde pasó exactamente el ojo del huracán, por lo cual se presentaron dos períodos de vientos en medio de varias horas de total calma.

Para este momento los vientos de Wilma habían perdido parte de su velocidad por lo que su categoría había bajado a 4, aunque muy cerca del límite con la categoría 5.

Conforme Wilma se movía hacia el noroeste su velocidad de traslación fue bajando debido a que un frente frío, cuyo aire es más denso y por tanto más pesado, le impidió seguir viajando en esa dirección.

De esa forma, Wilma prácticamente quedó estacionado sobre Playa del Carmen y Cancún durante más de dos días, antes de salir de la península de Yucatán el 23 de octubre.

La destrucción que ocasionó Wilma no se debió tanto a la fuerza de sus vientos, sino al tiempo que soplaron arriba de nuestras cabezas.

Ahora sí aquí pudimos aplicar el dicho, no fue tanto lo duro como lo tupido.

Para todos los que estuvimos aquí fue un suceso que en definitiva marco no solo nuestras vidas, sino también a Cancún.  A pesar de que hemos tenido huracanes que también han dejado huella , estamos seguros que más de uno podría catalogar los tiempos como: Antes y Después de Wilma… en fin, cada uno podrá considerar su propio criterio.

cocobongo

Punta Cancún sufrió los estragos de Wilma

Muchos de nosotros tenemos vivencias de aquellos días, en diferentes circunstancias y sitios; así que te invitamos a estar  pendiente del blog ya que en nuestra segunda parte podrás conocer la experiencia que vivimos en carne propia.
No te lo puedes perder.

Y tú, ¿tienes algo que contarnos de esos días?

—–Segunda parte

►SUSCRÍBETE◄
Únete a nuestros boletines mensuales y disfruta de contenidos exclusivos. Nuestra temática es muy amplia: hablamos sobre negocios, recomendaciones, opiniones y otros contenidos de calidad para los cancunénses. Jamás verás temas sobre política ni religión.
También odiamos el spam. Ten por seguro que jamás compartiremos tu e-mail con terceros.

Acerca del autor

HeyCancún

Equipo de redacción de Hey Cancún.

Noticias, artículos, recomendaciones y mucho más.