Invitados Temas interesantes

Educación escolar actual.

Un gran problema en la educación escolar de nuestros tiempos.

Con mucho pesar leí hace unos días que un profesor en Playa del Carmen perdió los estribos y golpeó a un alumno de quinto de primaria. La noticia habla de que primero lo retuvo en el salón hasta que quedaron a solas y ya entonces desató su ira maltratando físicamente al menor.

La queja del alumno en casa motivó la organización de los padres de familia que fueron a exigir a las puertas de la escuela que el profesor saliera a explicarse o, como decimos coloquialmente, a dar la cara.

Como era de suponerse no era un momento idóneo para que el maestro enfrentara la lógica furia de los padres de familia reunidos y el maestro fue protegido por el director del plantel, que también en lo que resulta obvio, lo que consiguió fue lo contrario, enardecerlos más.

De allí los padres se trasladaron al ministerio público a presentar una denuncia por lesiones –aunque las físicas no sean graves las psicológicas sí lo serán y durarán mucho más tiempo- y el lío está lejos de terminar.

Todo esto me llevó a reflexionar sobre varias situaciones que tuvo que enfrentar un muy querido amigo al trabajar como profesor de bachillerato en secundaria y preparatoria de una escuela particular durante sus dos últimos años como estudiante universitario –al completar el 80% de los créditos de la licenciatura ya puedes legalmente recibir la autorización para estar al frente de un grupo– y otros cinco años ya habiendo terminado la carrera.

Increíblemente no hacía tanto tiempo que él había dejado de ser bachiller y ya habían ocurrido muchos cambios en lo que pasa dentro de un salón de clases.

Educación en México

El profesor ya había perdido mucha de su autoridad frente al grupo y vamos a poner un ejemplo para entender en la difícil situación en que los padres de hoy han dejado a los maestros que se encargan de la educación académica de sus hijos.

Y remarco académica porque hay otra educación que los niños debían traer de casa y ya brilla por su ausencia, no quiero sonar radical porque en muchos casos no aplica pero empieza a ser recurrente saber de un chico de secundaria faltando al respeto o retando a su profesor.

Antes, cuando reprobabas una materia tus papás te regañaban a ti y consideraban que eras culpable de esa mala calificación, ahora los papás llegan al día siguiente a querer comerse vivo al profesor y a defender a sus hijos, que todos, pero todos, son unos genios.

Me platicaba mi amigo que es peor si eres maestro en una escuela particular, los padres llegan a la desfachatez de decirte que ellos son tus jefes y no te pagan para que repruebes a sus niños.

No conozco con precisión el caso en Playa del Carmen ni pretendo justificar la violencia física o emocional en contra de un menor, pero sería bueno que empezáramos a plantearnos las enseñanzas que estamos dejando a nuestros hijos y la posición de indefensión en que los padres de familia están dejando a los encargados de transmitirles a sus hijos hábitos y conocimientos.

Cuando pasa esto el maestro ha sido despojado de toda su dignidad y autoridad frente a sus alumnos, que saben que quejándose del profesor obtendrán la protección de sus papás aunque hayan reprobado por no estudiar.

 

Así que el niño ya sabe que puede abusar del profesor y lo tiene en sus manos, puede hacer lo que se le venga en gana y al final someter al maestro al que considera empleado de sus padres.

Antes, los maestros eran queridos y respetados; algo estamos haciendo mal.

Me atrevo a sugerirles que lean el libro de Padres brillantes, Maestros fascinantes del Psiquiatra y científico Augusto Cury, en donde el título completo del libro es:

No hay jóvenes difíciles, sino una educación inadecuada.  

¿Qué opinas? ¿Podemos aportar algo para un México mejor?

Yo digo que sí…

Enseñanza

¡No olvides seguirnos en Twitter!

►SUSCRÍBETE◄
Únete a nuestros boletines mensuales y disfruta de contenidos exclusivos. Nuestra temática es muy amplia: hablamos sobre negocios, recomendaciones, opiniones y otros contenidos de calidad para los cancunénses. Jamás verás temas sobre política ni religión.
También odiamos el spam. Ten por seguro que jamás compartiremos tu e-mail con terceros.

Acerca del autor

Liza López

Como fundadora de Hey Cancun mi aportación a este ambicioso proyecto es compartir anécdotas, experiencias y opiniones objetivas en torno a este hermoso paraíso Quintana Roo y el mundo, sin dejar de vivir, de ser feliz en donde estoy y como soy.