Emprendedores

Greenwashing: la forma de “manchar” a tu empresa en un simple paso

Greenwashing: hasta dónde llegar el deseo de ser "verde"?

El greenwashing es una tendencia a la alza en estos últimos años. Sería importante asegurarte de que no formas parte de esta ola en crecimiento.

¿Has escuchado alguna vez la palabra greenwashing?  Es sencillo, y te explico citando a BlogZennith cuya respuesta es más que clara:

Envolturas reciclables (cuando el contenido posee un producto altamente contaminante) o leyendas que resultan muy atractivas como “eficiencia energética”, pero que en realidad son falsas, son sólo algunas prácticas que utilizan las firmas para “engañar” de alguna forma al usuario y hacerles creer que realmente están concienciadas con el cuidado del medio ambiental. Esto es el “greenwashing”.

Durante muchos años la última moda en mercadotecnia fue la mercadotecnia social.

El principal objetivo de este tipo de mercadotecnia es posicionar a una empresa como “buena” por la labor social que realiza, como ocurre con los programas sociales y los redondeos que constante nos invitan los supermercados y tiendas de conveniencia.

También, por qué no mencionarlo, las  etiquetas de “empresa socialmente responsable” que abundan en los productos.

Además de que esta labor altruista trae beneficios indudables para la población con mayores carencias y ayuda a que todos fomentemos este tipo de apoyo con nuestras pequeñas contribuciones, esta mercadotecnia permite “lavarle la cara” a las empresas, sobre todo a las que de alguna forma son mal vistas por algunos sectores sociales.

Pues bueno, una moda sustituye a otra y como ahora la principal preocupación en el mundo es la ecología y el cambio climático, las empresas ahora quieren incrementar sus ventas promoviéndose como buenas desde el punto de vista ecológico.

En otras palabras, muchas empresas se quieren volver a lavar la cara, sólo que ahora pintándose la cara de color verde.

Aunque hay empresas que sí han hecho esfuerzos por ser ecológicamente responsables y reformular sus productos para incorporar menos aditivos así como conservadores químicos, o bien, cambiar sus empaques por otros que contengan menos plástico y más fibras biodegradables, hay otras empresas que definitivamente mienten con tal de pintarse la cara verde  para promoverse como ecológicas y, por tanto, como buenas frente al público consumidor.

Greenwashing: el paso perfecto al fracaso para las empresas

¿Cómo identificar a las empresas que practican el greenwashing?

Esa práctica en Estados Unidos se llama “greenwashing” que textualmente significa lavado verde y te vamos a decir los principales trucos que utilizan para ayudarnos a no creer todo lo que nos dicen e investigar un poco más sobre ellas a la hora de decidir consumir sus productos.

Estamos en una época en que ninguna empresa quiere ser identificada como contaminante o derrochadora de energía, e incluso aplaudimos cuando una marca de shampoo, por mencionar un ejemplo, nos dice que en lugar de ingredientes químicos, usa aguacates, jitomates, avena,  miel para su elaboración, como si usar toda una ensalada y alimentos para lavarnos el cabello no fuera un auténtico crimen con el hambre que impera en algunas partes del mundo,  o en el campo mexicano, para no ir tan lejos.

Los manglares ofrecen muchos beneficios, pero los que deberían de saberlo, no lo hacen...

Estas son las prácticas tramposas que se consideran “greenwashing

Afirmar que un producto es “verde” por contener una serie de ingredientes naturales, pero evitando mencionar que tiene otros que no lo son.

Asegurar que provienen de una producción orgánica o sustentable, sin aportar pruebas científicas o certificados de organismos reconocidos que lo avalen.

Añadir una etiqueta que diga “100% natural”; hay que recordar que el mercurio o el plutonio son naturales y no por ello son sanos o amables con el medio ambiente.

ncluir etiquetas falsas que digan que el producto es aprobado por asociaciones inexistentes o, en el mejor de los casos, financiadas como investigación científica por las mismas empresas que elaboran los productos.

Aportar datos irrelevantes, como por ejemplo presumir que no incluyen cierto compuesto que ya está prohibido por la ley y por tanto, no podrían venderlo si lo tuviera.

Desviar la atención del consumidor promocionando el producto como menos malo que su alternativa, como podría ser un producto “light” por contener menos azúcares refinadas o menos grasas de origen animal.

Hay una palabra muy relacionada a este tema y es la SUSTENTABILIDAD.

Ser sustentable no es sinónimo de sembrar árboles, reciclar plásticos o de poner algunos focos ahorradores.

La palabra es mucho más profunda de lo que a simple vista se advierte.

Si una empresa se autonombra sustentable, entonces significa que debe de cumplir cabalmente en tres aspectos:

En lo ambiental

En lo social

En lo económico

Si falla en alguna de las tres, entonces he aquí un posible caso de Greenwashing.

¿Como identificarlas?   la formula es muy simple pero contundente:

Si es AMIGABLE con el MEDIO AMBIENTE 

Si es RESPETUOSO con la SOCIEDAD y 

Si la JUSTICIA impera en el aspecto ECONOMICO, 

Entonces aquí tenemos una empresa sustentable y, por lo tanto, socialmente responsable.

Greenwashing: lo que jamás deberías de hacer

Esperamos que este post sea de mucho beneficio para ti, ya sea como emprendedor o como cliente.

El principal consejo es no creer todo lo que nos dicen o lo que vemos impreso.

En esta época, en dónde hay tanta información en internet, es cada vez más difícil descubrir cuánto hay de verdad y cuánto de engaño en la información que nos llega a la vista, por esa razón es indispensable estar informado.

¿Sabes sobre alguna otra forma de identificar a las empresas que practican el greenwashing?

¿Tienes información complementaría que te gustaría compartir?

Recuerda que en la parte inferior cuentas con un espacio en dónde podrás compartirnos tus comentarios. Nos encantaría saber tu opinión sobre este tema tan controversial.

Si te gustó el post, no olvides compartirlo en tus redes sociales. Hagamos que este tema sea algo que todos puedan conocer.

►SUSCRÍBETE◄
Únete a nuestros boletines mensuales y disfruta de contenidos exclusivos. Nuestra temática es muy amplia: hablamos sobre negocios, recomendaciones, opiniones y otros contenidos de calidad para los cancunénses. Jamás verás temas sobre política ni religión.
También odiamos el spam. Ten por seguro que jamás compartiremos tu e-mail con terceros.

Acerca del autor

Liza López

Como fundadora de Hey Cancun mi aportación a este ambicioso proyecto es compartir anécdotas, experiencias y opiniones objetivas en torno a este hermoso paraíso Quintana Roo y el mundo, sin dejar de vivir, de ser feliz en donde estoy y como soy.