Temas interesantes

27 cosas que les pasan a los mexicanos en Europa

Saber las 27 cosas que le pasan a los mexicanos en Europa te hará ver todas las dificultades que tendremos si nos decidimos por viajar al otro lado del mundo. Indudablemente es algo muy bello y que marca nuestras vidas pero, ah caray, como México no hay dos, y eso te quedará muy claro en el primer momento que busques tortillas o cuando quieras ir a la tienda a las 8p.m. y te des cuenta de que todo está cerrado…

Paris

Como saben, en Hey Cancún nos gusta mucho encontrar contenidos interesantes y de relevancia, en esta ocasión encontramos un artículo bastante interesante: 27 cosas que les pasan a los mexicanos en Europa.  El listado es bastante real y quien haya viajado a Europa sabrá que 27 cosas son muy pocas.   Si quieres conocer el listado completo, entonces no te puedes perder este post.

1-Hay escasez de tortillas

Por muy pobre o millonario que seas, la tortilla es básica en la alimentación mexicana, y no tenerla te complica la vida a la hora de comer.

En algunos países como España puede ser que encuentres de maíz, pero en la mayoría de los países europeos date por bien servido si encuentras tortillas de harina (que generalmente son enormes tipo “burrito”).

2-Todos los mexicanos que te encuentres son familia

Probablemente en otras circunstancias hubieras odiado a Juan, pero si conoces a Juan en Europa lo más probable es que se convierta en tu mejor amigo al volver a México. ¡Así funciona!

3-Nada te cura la cruda

Olvídate de los clamatos, los chilaquiles, un caldo de camarón, la pancita o por lo menos un jugo natural de naranja (a menos que quieras pagar una cantidad exagerada por él). Mientras que los mexicanos tenemos mil y un remedios para compensar una noche de excesos, los europeos piensan que el café es suficiente.


4-Tienes más pretendientes de lo normal

Tampoco se trata de un colmenar de abejas, pero los europeos tienen cierta debilidad por los latinos aunque también tienen cierto rechazo en algunas partes de Europa dependiendo en el idioma que llegues hablando. Aguas si no eres soltero/a.


5-El tequila que encuentras te sabe a aguardiente

Te emocionas, pides un shot de tequila y…¡PUM! se inicia un incendio en tu garganta. Y nada, es un intento de tequila que está disponible en los bares.


6-El limón no es limón

Es una especie de lima y es más ácido que los limones que dejas 3 semanas en tu refrigerador, y si eres de los fanáticos de usar limón hasta en la sopa será para ti un padecer constante. Es un tema muy confuso.


7-Te preguntan sobre la inseguridad y el narcotráfico constantemente

Se maravillan prácticamente de que estés vivo/a y piensan que eres consultor de temas sobre la inseguridad mexicana, sobre el gobernante en turno, o como sobrevir entre los millones de carteles que seguramente pensaran viven de tus vecinos.   Algunos piensan, erróneamente, que vivimos en una zona de guerra (ja ja) algo francamente un poco chusco.

8-El kebab se convierte en el amor de tu vida

No hay tacos, pero el trompo de la carne del kebab es lo que más se les parece. (sin limón, sin cilantro, sin cebolla) lo amas!. Además de ser mucho más barato que todo lo habitual.

 

9-No importa el idioma que aprendas, siempre agregas diminutivo a algo

El famoso ‘ito/a’ nos persigue a donde quiera que vayamos. No hay “chilito!” “tantito” “poquito” esos somos nosotros: los mexicanos.

10- La gente no entiende por que nos gusta el picante

Ni lo intentes explicar; los mejores sentimientos no se explican.  Es algo cultural je je.

11-Te dan ganas de llorar cuando ves el precio de la fruta y la verdura

Es una pesadilla. ¿Te imaginas pagar por una manzana $20 o $30 pesos? ¿qué tal un pepino por $50? en verdad que es una locura, aquí es cuando extrañarás un rico caldo de verdura.

12-Nadie pasa a vender nada a la puerta de tu casa

Ni productos Avon, ni tamales, ni el del gas, ni llega nadie a preguntarte si tienes un minuto para hablar del señor..

13-Te emocionas si ves una bandera mexicana

Puede que sea del restaurante Tex-Mex más espantoso del mundo, pero es la bandera de tu país y se convierte en un momento súper emotivo y te das el tiempo de tomar una fotografía para tenerla de recuerdo porque no se ve igual la bandera de México desde Europa.

 

14-Los supermercados y tiendas cierran temprano

Acá nos quejamos si dejan de vender alcohol a las 10 pm. Allá no puedes conseguir ni unos chicles después de las 7 de la tarde.  Los domingos, por ejemplo, en algunos lugares desde las 5 de la tarde está todo cerrado.

15-Ir al supermercado es una tarea llena de impotencia

Curiosidades como el intento de comida “spicy”, el no encontrar productos como sobres para hacer agua de sabor o crema, o el hecho de que son del tamaño de un oxxo. Es difícil acoplarse.

16-Extrañas a los viene viene, al que te pone la gasolina y hasta a los limpiaparabrisas

Todas esas personitas a quienes encuentras extremadamente molestas en México, en Europa te hacen falta.

17-Nunca te aclimatas

Si hace frío, los europeos hacen su vida de lo más normal mientras tu te mueres de frío. Si hace calor, los europeos están prácticamente desnudos aprovechando cada rayo de sol mientras tu te sigues muriendo de frío. Y en caso de que en verdad haga calor, te mueres de calor.

18-Tienes que pagar extra por salsas y aderezos en restaurantes de comida rápida
En Europa nadie te llena tu orden de salsas y aderezos ni encuentras algún dispensador. Es de locos.

19-No entiendes por qué la gente toma agua de la llave

¿Se quieren enfermar? ¿dónde quedó el reto Bonafont?  Aún cuando es agua altamente pura, no evitas que te dé un asco de aquellos… simplemente es la costumbre de no tomar agua de la llave.

20-Aprendes a valorar el sol

A excepción de algunos días contados y el verano, el sol se cotiza y todos se vuelven locos cada que sale. Aunque  te salgan pecas y tu ropa debas lavarla cada que la usas aunque sea sólo por dos horas, el sol es el SEÑOR SOL.

21-Nunca sabes qué hora es

En invierno, anochece a las 5 pm y en verano a las 10 pm sigue habiendo sol. ¿Qué onda?

22-Te vuelves embajador de la cultura mexicana

En México te sientes europeo pero en Europa eres más mexicano que el chile y hablas por horas de lo orgulloso que te sientes de serlo y de la cantidad de patrimonios que existen.

23-Te maravillas de lo barato y rápido que es el servicio de telefonía e Internet

Te das cuenta de la realidad y que estamos a años luz de ser un país de primer mundo.

24-Los taxistas no son tan amigables

No escuchan tus problemas pero si te cobran hasta por respirar, ah y cuentan con terminal para que uses la VISA o MASTER CARD.

25-El desayuno es continental

Tienes que sobrevivir con un café y un pan dulce (muy ricos por cierto) cuando en realidad quisieras desayunar huevos divorciados, chilaquiles o tacos. Y ni se te ocurra externarlo, porque los europeos no entienden de esa cantidad de grasa y carbohidratos a primeras horas del día.

26-La gente es extremadamente puntual

Si a un europeo lo citas a las 10, ya están ahí para las 09:55. A nosotros nos dicen a las 10, y si llegamos a las 10.10  ya madrugamos. Causa muchos conflictos!

27-Puedes saludar con cuarenta besos, pero nunca dar abrazos

Los españoles saludan con dos besos, los holandeses con tres, en Inglaterra de preferencia da la mano… pero ni se te ocurra dar un abrazo porque te ven con cara de bicho raro. Aunque debemos de aceptar que hay muchos extranjeros viviendo en Cancún y que éstos se han acostumbrado a los abrazos efusivos.

No cabe duda que la experiencia de viajar al otro lado del mundo es infinitamente gratificante.  Además, el recuerdo de todas las experiencias permanece en nuestra memoria toda la vida; recordar es vivir.

Si te gustó, no olvides compartirlo, sirve que quién planee un próximo viaje se pueda llevar un kilito de tortillas y varios limones, je je.

►SUSCRÍBETE◄
Únete a nuestros boletines mensuales y disfruta de contenidos exclusivos. Nuestra temática es muy amplia: hablamos sobre negocios, recomendaciones, opiniones y otros contenidos de calidad para los cancunénses. Jamás verás temas sobre política ni religión.
También odiamos el spam. Ten por seguro que jamás compartiremos tu e-mail con terceros.

Dejar un comentario